23/4/18

POEMAS NUEVOS, ABRIL DE 2018


Por el álamo descortezado
me caigo.
El disparo al sol se pierde.
Las flores salen solas.
La mort,
enfant de faim.
El sol se rompe
y deja caer una casa negra.
El vapor asciende
a ti,
al almacén de estrellas.



(Barrago)











Para una vida larga que ve todos los días lo mismo estos ciervos son la muerte. Todo [se]cae.



(…)









Piso el cangrejo
y cruje el sol dentro.
La semilla cae en el mar que lo olvida todo.
Se lucha con ángeles
que no se ven y no hablan.
Pon la cámara fija
en las flores que se pudren,
al poème en la bondad.


El ojo puro se seca.



(…)














Pájaros que se caen.
No los cojas,
huele a pez muerto el cielo.
Es comer espigas,
leer a W.P.
y sus oraciones al sol.
Dan miedo.

Está oscuro.

(A ti)















La muerte bota como un sol. Es el ozono negro de la niñez en los álamos de cristal que se rompen. Limpio mi columna, mis huesos, cada vértebra. Tengo la fuerza de la flor que rompe la tierra. Aquella es la estrella de la muerte. En el aire estalla el ángel al final de su vida. Amaremos a otras personas.



(…)












[Lo que no puedo ver de mí mismo, puede que lo vea el Otro]

[Derrida]



Ese ojo lejano es mío. Escribo hacia ti ¿y que? Tacho las palabras que viven. El horizonte de nieve es una línea negra. La muerte una línea en tus ojos. El poema mana de esto. Toro azul de la muerte. Alud negro que absorbe el silencio del mundo. Lo que recojo en las playas es para tirarlo. Limpias de sueños y miedos. Cuando encuentro lo mío lo miro como si no fuera mío. Compostaje, paja rezumando; entre los yerros retorcidos florecen pensamientos negros. Lo más frío es tu médula. Bajo la curva del perdón te has erguido. En la bruma la hostia, hierba por la que va a pasar un rebaño. De las imágenes muertas no podemos borrar el sol. Sí al menos en la oxidación de la fruta pelada viviera el tempus. La piscina se llena de nuevo con la luz que lo borra todo, marcas de agua.



(Marcas de agua)








“No hay nada como una buena pintura acerca de nada”
Mark Rothko


Si es de noche
el eco oscuro del sol te guía.

Un punto negro,
alrededor la luz infinita de la muerte.

La quilla de algo oscuro.
Debe ser ligero y silencioso
el barco de nieve.

Claridad
que va de los huesos al sol.


Me como la luz, sus raspas azules.



(Enero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario